La Dieta Cetogénica

La dieta cetogénica es una dieta restrictiva que pretende producir un descenso del peso a través de la restricción del consumo de hidratos de carbono, y consumiendo proteínas y grasas.

En qué consiste la dieta cetogénica

Pretende, no consumiendo hidratos de carbono, que es la fuente de calorías a la que acudimos más rápido, quemar las grasas acumuladas, que es otra fuente que tenemos de almacenamiento de energía. Al no consumir hidratos de carbono, el cuerpo se ve obligado a consumir las grasas cuando le hace falta energía, con lo que vamos reduciéndolas y bajando de peso.

Como siempre, la dieta cetogénica cuenta con algún que otro detractor pero, sin embargo, cada vez es mayor el número de personas que se apuntan a la conocida Dieta Cetogénica.

Esta dieta se ha bautizado así por producir cuerpos cetónicos,  usando tres pilares básicos para ello: consumir grasas y fibra y limitar los carbohidratos.


dieta cetogénica

Variedades y repercusiones

Existen muchas variedades distintas de la dieta cetogénica, como ocurre con otras dietas,  aunque todas tienen los mismos objetivos: a través de consumir muchas proteínas se aumenta la velocidad de nuestro metabolismo para quemarlas, nos sentimos más saciados (con lo que no sufrimos tanto durante el periodo de adelgazamiento) y conseguimos adelgazar más rápidamente. 

Esta dieta promete un rápido adelgazamiento, pero por eso mismo en ocasiones, cuando se abandona, se produce el efecto rebote, con lo que se vuelven a ganar muchos kilos rápidamente. Por eso hay muchos especialistas que la desaconsejan.


Normalmente, la dieta cetogénica se utiliza solo en pacientes con problemas graves de obesidad, y es recomendable no realizarlas por periodos superiores a un mes como máximo, pues pueden traer alguna dolencia secundaria derivada como problemas hepáticos o en los riñones.

Como siempre, es aconsejable que acudas a tu médico o nutricionista para dejarte aconsejar antes de ponerte a dieta.

Ejemplo de dieta cetogénica

Para los primeros días

Puede durar entre 3 y 10 días, aunque si se precisa se puede extender más.

Aquí, está completamente prohibido ingerir harinas, fruta, azúcar, salsa, alcohol y leche, además de todo aquello manufacturado. Podemos consumir, sin embargo, todo tipo de carne, huevos, yogures descremados, verduras, etc.

La Segunda fase

Duración similar y proporcionada a la primera y la tercera fase.
 
Aquí, a los alimentos ya permitidos, podemos consumir 250 ml de leche desnatada al día, aumentaremos las raciones de verdura y permitiremos el consumo de alguna fruta como la manzana o la naranja.

dieta cetogénica

La Tercera fase

Podemos alargar un poco la dieta si queremos mantener la pérdida de peso y no recuperar los kilos.

Aquí sumaremos a los alimentos anteriores dos raciones de pasta integral a la semana y nos permitiremos un día de total libertad.